lunes, 12 de septiembre de 2016

Siesta



Taparse con la sábana hasta la cabeza y sentir un campo magnético cubriendo tu cuerpo
volviéndote invisible a los monstruos, impenetrable a los miedos.
Mis miedos, que se escurren como sudor por mis pies descalzos.